José de la Vega, currículum 1931-51

1931
Nací en la flamenquisima Utrera (Sevilla), un 6 de diciembre de 1931. Mi cuna se meció al compás de las Soleares y Bulerías de la Familia Perrate. El primer “desplante” lo di al saltar de la cuna desafiando y plantándole cara a la opresión y a las murmuraciones de patio de ese entorno en el que uno se iba convirtiendo en un mocito, pues. tu sabes muy bien lo mal visto que estaba en aquellos tiempos “tirarse a las tablas” y más viniendo de una familia que presumía de estar en un “puntito”.

Educado en el prestigioso Colegio Salesianos de Utrera. en plena adolescencia abandono los estudios de bachillerato y me empleo como mecanógrafo en diferentes oficinas para poder costear mis lecciones de baile.

Sin alharacas ni repiqueteos y sin darle tres cuartos al pregonero, disfrazado de estudiante con los libros debajo del brazo, enfundado en mi gabardina (la más blanca del pueblo) con el cuello subido para arriba, decidí coger el tren e irme a Sevilla en busca de una academia de baile.

1951
En 1951 bordeando los veinte años, hice mi debut profesional en el desaparecido Teatro Álvarez Quintero de Sevilla, tomando parte del espectáculo de variedades “Ruiseñor de Plata”, un espectáculo al uso, cuyo objetivo era el lanzamiento de la nueva estrella de la canción Anita Rosa. Bailando por Seguiriyas con la bailaora Esperanza de San Telmo acompañadas a la guitarra por su hermano Antonio Peana y el lujazo del cantaor Juanito Varea tuve la mala suerte de fastidiarme la rodilla la noche del estreno, influenciado por los “rodillazos sonoros contra el piso” que nuestro genial y admirado Antonio nos había traído de América, interrumpiendo mis actuaciones y volviéndome a incorporar un mes más tarde a la Compañía.